La misionera Toñi Valverde: “Con Jesús a Belén, ¡qué Buena Noticia!”

OMPRESS-CUBA (9-01-19) El próximo 27 de enero se celebra la Jornada de la Infancia Misionera, con el lema “Con Jesús a Belén, ¡qué Buena Noticia!”. Esta misionera, que tanto trabaja en Cuba con los niños de Infancia Misionera, cuenta su experiencia:

“Soy la Hna. Toñi Valverde, Religiosa del Amor de Dios; española, de Bullas (Murcia), llevo doce años en Cuba. Una de mis tareas desde que llegué a este país es la animación de la Infancia y Adolescencia Misionera de la diócesis, los primeros nueve años en Santa Clara, y desde hace tres en la Habana.

Mi objetivo es facilitar a los niños y adolescentes el desarrollo de su vocación misionera, pues ellos son llamados a ser grandes portadores de la buena noticia de Jesús. Al igual que Jesús compartía con sus doce discípulos la misión que el Padre Dios le encomendó, yo para llevar adelante esta misión de animación misionera, no estoy sola, cuento con la confianza y apoyo de nuestro Arzobispo, Monseñor Juan García, y la gran ayuda de los asesores de la Infancia y Adolescencia Misionera de las parroquias. Juntos oramos, reflexionamos, compartimos inquietudes, nos damos sugerencias, para animar a los grupos de niños y adolescentes misioneros que el Señor nos encomienda.

Además de cuidar la formación y la espiritualidad misionera de los asesores y niños líderes, organizamos por zonas encuentros misioneros convocando a los niños y adolescentes de la catequesis. Estos encuentros los dirigen los muchachos de los grupos de la Infancia y Adolescencia Misionera, de los lugares más próximos a la zona donde se realiza. Ellos son los protagonistas de la acción misionera. Lo hacen a través de cantos, danzas, pequeñas dramatizaciones, oraciones compartidas, reflexión en grupo, respondiendo al tiempo litúrgico o al tema que estamos trabajando.

Son los mismos niños y adolescentes, los que evangelizan a otros niños y adolescentes.

De igual modo, les acompaño siempre que puedo, en la misión “puerta a puerta”, que realizan en las zonas periféricas de la ciudad, en lugares rurales que no tienen presencia de la Iglesia Católica, o en cualquier otra parte donde los Sacerdotes o el Obispo, nos piden que vayamos a misionar.

Este año intensificamos la misión en nuestra Arquidiócesis porque estamos celebrando el Año Jubilar por los 500 años de Evangelización de la Ciudad de la Habana, y los 25 de la Infancia y Adolescencia Misionera en Cuba, por eso hacemos nuestro el lema: “Con San Cristóbal, llevemos el Evangelio a todos”. También participo con los niños y adolescentes en la campaña del Domund, orando y pidiendo ayuda para las misiones del mundo entero.

Quiero agradecerles a las OMP de España la ayuda que nos dan a la Iglesia de Cuba, con el envío de materiales misioneros para la campaña misional del Domund. Animo a todos los niños y adolescentes de España a que no se cansen de ser buenos misioneros, que no les dé vergüenza de hablar de Jesús a su familia, amigos y compañeros de la escuela, eso es muy bueno. Cuando yo era pequeña lo hacía también, de igual manera, pedía para el Domund en la puerta de la Iglesia y leía revistas para conocer la vida de los misioneros en los distintos lugares del mundo. Yo soñaba con ser misionera y ayudar a que los pobres no pasaran hambre. Y ahora estoy muy contenta de ser Hermana Misionera del Amor de Dios en Cuba, entregada a la misión que Él me encomienda.

Si sienten que Dios les llama a hacer el bien en la tierra, díganle que Sí, y Él les abrirá nuevos horizontes misioneros, y serán felices, como lo fue nuestro padre fundador: el Padre Usera, y como lo soy yo, acompañada en Cuba por muchos niños y adolescentes misioneros, que anuncian la buena noticia de Jesús”.

 

Celebraciones y actividades

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información