10.000 árboles en Palawan, la labor de un vicariato misionero en Filipinas

OMPRESS-FILIPINAS (3-10-18) El Vicariato Apostólico de Puerto Princesa, en el sur de la isla de Palawan, Filipinas, ha acogido con una iniciativa “exigente”, el llamamiento hecho por el Papa Francisco en su encíclica Laudato Si’. Desde este agosto se están plantando 10.000 árboles en zonas de un paraje protegido de su isla.

Con el liderazgo de los misioneros agustinos, la iniciativa se desarrolla en la zona protegida del Monte Mantalingahan, y lo hacen, al “modo indígena”. Según explica la hermana Mae Juanitas, se cuenta con la ayuda del grupo étnico palauan, sobre todo en la preparación de la siembra, respetando así su cultura. En cada salida se plantan 200 árboles endémicos de la zona. Además de la plantación de árboles, se están llevando a cabo diversas actividades relacionadas con la recuperación de la zona. Desde el año 2003, la Iglesia de este vicariato misionero ha estado apoyando diversos proyectos que han llevado a plantar 90.000 árboles en el Monte Mantalingahan.

Esta área protegía abarca 240.000 hectáreas que ocupan cinco municipios de esta larga isla occidental de Filipinas: Quezón, Rizal, Sofronio Española, Brookes Point y Bataraza. En la actualidad está en fase de evaluación para poder ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

 

Celebraciones y actividades

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información