“15 años en la arena con Jesús”

OMPRESS-PERÚ (21-07-17) Aitor Esteban, presbítero de la diócesis de Bilbao y misionero en Alto Trujillo-Perú, ha regresado a la Misión después de pasar unas semanas en Bilbao. Lleva 12 años compartiendo vida y tarea misionera en la parroquia San José perteneciente a la diócesis de Trujillo y como profesor en la Universidad Católica de Trujillo. Desde hace casi medio año, se ha incorporado Josetxu Villacorta, también presbítero de la diócesis de Bilbao, donde, además de su trabajo en la universidad, apoya en la pastoral de esta parroquia que en 2016 cumplía 15 años. “15 años en la arena con Jesús” fue el lema que eligieron para aniversario.

Los misioneros han hecho equipo con las hermanas de la Misericordia, junto a un grupo de personas con las que llevan adelante numerosos proyectos como: los 2 colegios parroquiales “Virgen de la Montaña” y “USDA” (Una Sonrisa de Amor), con una población escolar de casi 300 alumnos y alumnas. En teoría son centros concertados o de acción conjunta entre el Estado y la Iglesia, pero las subvenciones se hacen esperar. Está también el colegio de Fe y Alegría, que es un centro aliado de la parroquia, que está dirigido por las hermanas de la Providencia. Una de ellas es Juanita Aguirre, de Igorre.

Cuentan con un Centro Social Integral y de Cuidados Paliativos. Es la base de operaciones del equipo multidisciplinar que atiende a pacientes en fase terminal y especial vulnerabilidad. Además de otros proyectos, está la creación de la orquesta “Voces y Sonidos en la Arena”, que pretende ampliar el horizonte vital de la infancia y adolescencia de Alto Trujillo, tan amenazada de pandillaje, droga, fracaso escolar y familiar…

También llevan adelante la Defensoría de la Mujer de Alto Trujillo que se dedica a la atención a mujeres víctimas de violencia de género y a la tarea de prevenirla (la estadística en Alto Trujillo es de casi 80% de hogares con violencia). Se cuenta con 25 Centros de Cuidado para hijos de familias que no pueden asegurarles alimentación o acompañamiento escolar y que han acogido a 250 niños y niñas, gracias al trabajo de 25 madres cuidadoras, 4 coordinadoras y 5 cocineras.

También 42 jóvenes han podido continuar sus estudios después de secundaria, gracias a la ONGD Extremayuda.

Hay que que recordar que en abril de este año sufrieron unas graves inundaciones. A través de la página web se ha seguido de cerca la situación de esta zona de Perú. http://www.misioak.org/2017/04/inundaciones-caritas-peru-lanza-una-peticion-emergencia/

Por último, Aitor Esteban acogerá el próximo 30 de julio en la parroquia San José a los jóvenes que participarán de la experiencia de verano tras realizar el curso Norte Sur. “Deseamos que en esta  pequeña experiencia misionera en aquella realidad, fortalezca los lazos entre estas iglesias hermanas”, manifiestan desde Bilbao.

Celebraciones y actividades

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información